Limado de Muelas

Entre propietarios y personas sin capacitación, con mitos presentes, se realiza este “procedimiento” con equipo no adecuado, en un ambiente, nacional y regional donde al equino se le da poca importancia al respecto de sus dientes.

Un problema de dientes en el caballo puede tener muchas manifestaciones, llegando incluso a la vinculación de una “renquera”. Así, desde una simple y leve molestia, hasta residuos de alimentación en el recipiente, puede brindarnos indicios de problemas en la boca de un potro (de meses, o bien, caballos retirados).

Es oportuno asesorarse con su profesional de confianza, e incluso, mucho mejor aun, evaluar médicamente un caballo desde antes de los 5 años, 1 vez al año (donde los caballos con edades superiores a los 5 años, habrían de ser evaluados al menos 2 veces al año).

A la vez, como sabrá, es importante no dejarse llevar por la condición corporal del caballo, ya que pueden presentarse problemas internos severos, que pueden comprometer incluso la vida del animal.

No solo los animales con pobre condición corporal son candidatos a un chequeo médico dental y general.

Los problemas dentales pueden predisponer alteraciones digestivas severas e incluso exponer al animal a vastos problemas de salud relacionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.